martes, 10 de noviembre de 2015

Testigo

Pero era inevitable, lo sabía,
sabía que la vida no era rosa,
que la vergüenza un día de entre tantos
(el mal que a la niñez tan niña ahoga)
rasgaría su filtro tan candente,
el que se le rasgó a tantas personas.

Pero como escribió 1 día 1 chileno
(locuras tan comunes con 20 años)
crecer o despertar,
sería todo un crimen, un pecado.


Devoto de las causas más perdidas,
antes de la vigía o madurez,
-cuando la vida pierda el azúcar-
declaro lo que Ha Sido que Es también:
Yo, he sido feliz.
***
Quede esto de testigo en mi vejez.

sábado, 24 de octubre de 2015

Los ojos tan nocturnos

Le recordé sus ojos tan de noche
-eran puro pecado para mi-
pensé en preguntarle si bailaban,
pero al final callé, mejor así

Sin embargo 1 vez que estaba solo
de pronto me encontré mazo feliz,
como siempre me ocurre al despedirme,
cuando el descontrol corre tras de ti.

El lirismo se va de entre mis manos,
un zapping emocional arlequín
que gira, gira & gira
que gira & va girando ya sin fin.

       - Los ojos tan nocturnos-
 Quiero que el verbo nazca ahora de allí:
              mirar, iluminar,
  nuevamente bailar, llorar, gemir,
            percibir el cariño
      & cartografíar todo Madrid
           sea lo que dios quiera,
        pero que sea solo para mi .
 



miércoles, 14 de octubre de 2015

Próxima estación

& próxima estación...
(sudores fríos, prisa, gente pobre)
Después la nueva noche nos espera,
ofertas: Poco importa si te escondes
leyes de botellón que poco importan
todos somos vampiros de la noche

& próxima estación correspondencia
con líneas castigadas por sollozos
con portales de barrio
con los que no han tenido 1 mes redondo

Yo no quiero engañaros:
No existe salvación en la poesía,
somos gente egocéntrica
nos vendría genial 1 hostia limpia;
casi todo está escrito,
no hables de amor, deja que viva;
seguro que es mejor hablar de ti
Fadón, Fadón, Fadón, que maravilla

& próxima estación...
Olvidad casi todo,
firma Alberto Fadón.


martes, 6 de octubre de 2015

Máscaras

Yo solo quiero hablar de desnudez,
en confianza abandono toda máscara,
hay placeres prohibidos
& represión en llantos de resaca
Hablo de lo imposible:
derrotar de 1 vez a los fantasmas,
fantasmas de Fadón,
esos que su locura siempre tapa.

¿Empiezo ya a sonar más paranoico?
Es culpa de las máscaras;
no hablo de madrugadas con 1000 besos,
me debe faltar magia,
me debe faltar algo:
la frontera entre humor & entre la lástima.

Aunque mejor volver con los placeres,
esos que ni con suerte Alberto alcanza.
Esta asonante pesa,
será en mi Harakiri la catana.
Para qué más.

Para qué nada.












lunes, 28 de septiembre de 2015

Primeras impresiones

De que hablo cuando te hablo de Madrid:
Primeras impresiones
los andenes que huelen despedidas
& por supuesto 70 canciones
esas que todavía no cantamos,
cantaremos a voces

Pero Alberto Fadón desaparece
El Gran Fadón no existe
Es solo un bucle iluso & sorprendido
la esponja que carece de algún límite
enemigo fantasma de si mismo
amante del humor negro en sus chistes

"Ciego de ensueño & loco de armonía"
recordadlo jamás que me olvidéis
conservaré también algún abrazo
suelo ser melancólico, ¿Sabéis?
poco más que decir
tal vez habrá una musa, ¿Qué creéis?












viernes, 25 de septiembre de 2015

Violencia de ser hombre

Esperaba sentado sobre 1 banco,
de noche, en el barrio de Garrido,
justo delante vi 1caja de ahorros
& una mujer reía con cariño

Es cierto, la mujer era 1 foto
anunciando, quizás, las 1000 ventajas,
las ventajas que el banco te ofrecía
pero vi en ella magia

Siento casi imposible describir
lo que me conmovió de aquella escena,
culpa de la ebriedad
o de la melancolía & su ceguera
(...)

Intento imaginar de nuevo el rostro,
todo inmortalizado en esa noche
& entiendo que buscaba en su alegría
(su alegría era noble)
lo mismo que buscó aquel sevillano:
Realidad & deseo,
violencia de ser hombre.


jueves, 17 de septiembre de 2015

Despedidas

Temo que se avecinan despedidas:
me flaquean las ganas, arde el nervio,
es normal, no me gustan demasiado
yo siempre prefería los silencios,
las sonrisas lejanas,
a convencionalismos de aprecio.

Pero no me juzguéis como insensible
que tengo la nostalgia contenida,
que aunque no sea de abrazos ni de lágrimas,
también cargué la cruz de despedidas.

Temo que se avecina algún adiós
sin embargo, lo tomo poco enserio,
las cosas han cambiado
& ya nada parece latir lejos,
ya nada es tan romántico
ya los adioses son menos auténticos.